Tus colaboradores, de los elementos más importantes.

Tus colaboradores, de los elementos más importantes.

Todo emprendedor quiere tener un equipo de colaboradores que deje todo su esfuerzo en el trabajo diario y esté en verdad comprometido con la misión de la empresa, pero son pocos quienes lo logran. La baja motivación es uno de los mayores problemas en los lugares de trabajo, porque no hay una sola fórmula universal para combatirla, sino que depende de la creatividad y estrategia de los líderes.

Al contrario de lo que muchos piensan, no es necesario gastar mucho dinero para motivar, pero sí dedicar una cantidad considerable de tiempo y recursos de forma continua. A continuación, algunos tips para tener en cuenta:

1. Conoce a tus colaboradores

Un buen líder saber que no todos los miembros de su equipo tienen las mismas metas profesionales ni las mismas prioridades. Para ayudarles a crecer dentro de la empresa, es importante tener conversaciones individuales con cada persona para conocer cómo ven su lugar en la empresa y qué les gustaría cambiar.

Esto no significa que se tengan que hacer todos los cambios que los colaboradores proponen, pero sí puede generar discusiones productivas en las que se encuentren alternativas.

2. Dales un propósito

Las compañías que se guían por el propósito tienen mejores resultados en el mundo de hoy y también atraen al mejor talento.

Si tu empresa tiene un propósito más allá de las ganancias, ya tienes una gran parte del camino recorrido. Explícale a tu equipo cuáles son las metas sociales y ambientales de la organización y cómo su trabajo diario ayuda a lograrlas.  Este contexto les ayudará en los días en los que tengan que realizar sus tareas menos agradables.

3. Reconoce su trabajo

No basta con notar quiénes están haciendo un gran trabajo, es importante desarrollar sistemas para reconocer a estas personas, tanto de forma privada como pública. Este es un punto que los líderes suelen subestimar, pero tan solo decir unas palabras acerca de los logros de un empleado puede hacer una gran diferencia y no tienen que ser logros medibles, sino buenas actitudes como el apoyo a nuevos miembros del equipo o liderazgo al organizar una actividad.

4. Crea un buen ambiente de trabajo

Si los colaboradores sienten que tienen una buena comunicación con sus superiores y que estos se preocupan genuinamente por ellos, la motivación vendrá de forma natural.

Políticas como la flexibilidad de los horarios y acciones como escuchar activamente las sugerencias e inquietudes tienen un gran impacto en la moral del equipo.

5. No bajes la guardia

La motivación es un proyecto constante, no solo para épocas de crisis o para las evaluaciones del final de año. Si implementas encuestas de satisfacción, eventos de reconocimiento o cualquier otra herramienta, debes ser constante en sus evaluación y asegurarte de implementar al menos algunos de los cambios sugeridos por el equipo.

Los colaboradores pueden notar cuando el interés por su bienestar dentro de la compañía es genuino y cuando es tan solo un proyecto más que se dejará a medias. Si estás comprometido con la motivación, debes preocuparte por ella todos los días del año.

 

Aspiria

Please follow and like us:
5