Steve Jobs

 

En los últimos años, Steve Jobs se ha convertido en el ejemplo de líder que todos quieren ser: único, exitoso, innovador. Una persona que nunca comprometió su visión y que cambió el panorama en su industria.

A Jobs no le gustaba dar entrevistas, por lo que la aparición de la llamada “entrevista perdida” que le hizo el periodista Robert Cringely en 1995, en la que habló una hora sobre su visión de los negocios fue celebrada por todas las personas que admiran su trabajo. El video, que puede verse en Netflix Latinoamérica, fue filmado un año antes de que Jobs regresara a Apple, seis años antes del lanzamiento del iPod y doce antes de la aparición del iPhone.

Sin embargo, para ese momento, el empresario e inventor ya era una de las mentes más creativas de los negocios, que ya había definido los valores que guiarían a su compañía  en los años siguientes.

Estas son algunas de las declaraciones más interesantes de la ya legendaria entrevista:

 

Sobre hacer las cosas de forma diferente

En el mundo empresarial hay muchas reglas, pero un líder innovador sabe cuándo es momento de cambiar las cosas.

“Yo siempre preguntaba por qué se hacían las cosas. Y la respuesta que obtenía era invariablemente ‘oh, así se hace’. Nadie sabe por qué hace lo que hace, nadie piensa profundamente las cosas en los negocios (…) Muchas cosas son… yo le llamo folclor: se hacen porque se hicieron ayer y el día anterior.”

Para Steve Jobs, el folclor no era suficiente, y en su compañía cuestionó y cambió el modelo de producción para lograr mayor eficiencia.

 

Sobre la diversidad en los equipos

Jobs explica por qué llevó a su equipo a músicos, poetas, zoólogos, historiadores y demás personas con formación artística.

“Trajeron con ellos, todos trajimos a este proyecto un ‘aire’ artístico, nuestra actitud era que queríamos llevar lo mejor de estos otros campos a este campo. No hubiéramos logrado eso siendo más limitados.”

 

Sobre admitir un error

Tanto en el trabajo como en la vida personal, admitir un error es muy difícil, pero el fundador de Apple recuerda que a veces hacer lo correcto es mejor que estar en lo correcto.

“No me importa mucho tener razón, solo me importa el éxito. Muchas personas te dirán que yo tenía opiniones firmes sobre algo pero, cuando me presentaron evidencia de lo contrario, cambié de opinión en cinco minutos. No me molesta estar equivocado y admito mis errores con frecuencia. Lo que importa es hacer lo correcto.”

 

Sobre la importancia del dinero

Jobs ya había ganado más de un millón de dólares a los 23 años y su fortuna solo continuó creciendo. ¿Qué significaba para él toda esa fortuna?

“¿Sabes? No era tan importante porque nunca lo hice por el dinero. Creo que el dinero es maravilloso porque te permite hacer cosas, como crear un producto que no generará ganancias a corto plazo. En ese momento de mi vida, no era lo más importante, lo más importante era la empresa, la gente, los productos que estábamos haciendo y lo que las personas podrían lograr con esos productos.”

Aspiria

Please follow and like us:
5