Ventas por temporada

 

Tanto para los grandes negocios como para pequeños emprendedores, aprovechar las oportunidades que traen las temporadas de venta es crucial para su cuenta de resultados. En un ambiente cada vez más competitivo y con clientes saturados de mensajes, te presentamos algunas ideas y ejemplos para crear campañas efectivas.

1.  Conocer y definir las temporadas

Si pensamos en temporadas, lo más lógico es pensar en Navidad y Año Nuevo, pero cada industria tiene temporadas específicas.

En el caso de las tiendas en línea, conocer con qué búsquedas llegan los clientes a la página puede ayudar mucho para nombrar las campañas y prepáralas con anterioridad, lo mismo que usar Google Trends, una herramienta que ofrece opciones para hacer referencias cruzadas entre keywords, además de mostrar la localización geográfica de cada búsqueda e identificar cuándo son utilizadas estas palabras. Toda esta información es oro cuando se quiere saber en qué momento comenzar a anunciar promociones de alguna temporada, así como qué palabras serán más efectivas.

 

2. Preparar con anticipación

Una vez que se conocen las fechas de mayores ventas, es importante crear un calendario que incluya no solo cuándo se lanzarán las campañas sino cuándo deben empezar a planearse. Si se necesitará contratar y entrenar a nuevos colaboradores, estos tiempos deben incluirse, lo mismo que el presupuesto para eventos y lanzamientos.

También es un buen momento para pensar con creatividad y establecer relaciones entre días festivos y el producto o servicio que se ofrece. Por ejemplo, una empresa enfocada en la salud cardiaca puede decidir lanzar una campaña el día de San Valentín.

 

Redes sociales

3. Usar todas las plataformas

Las redes sociales son, por supuesto, primordiales para anunciar ventas de temporada, pero también lo son los otros canales. El marketing integrado permite que la estrategia sea homogénea, lo que lleva a un mayor alcance y engagement.

Conectar los canales significa, por ejemplo, incluir botones a las redes sociales en todos los correos electrónicos, así como enlaces al blog e imágenes de los puntos de venta desde las redes sociales.

Un  gran ejemplo es la ya famosa campaña anti-Black Friday de Patagonia. En 2011, con el texto “Don’t Buy This Jacket”, la empresa se distinguió entre un mar de ofertas de fin de año, demostró sus valores e inició toda una tendencia.

Para crear este impacto, Patagonia  no solo recurrió a sus redes sociales, sino que compró una página en The New York Times. Después, explicó en su blog  el compromiso detrás de la campaña y en los años siguientes ha continuado creando iniciativas en esa misma línea.

 

4.  Evaluar y ajustar

Las métricas deben evaluarse antes, durante y después de cada temporada o campaña. Es mejor saber que una estrategia no está funcionando y cambiarla sobre la marcha a saberlo solo cuando ya no hay nada que pueda hacerse. Para esto, es necesario establecer qué variables se analizarán con anticipación. Algunos ejemplos son: número de clientes que entraron al establecimiento o página, número de transacciones, ticket promedio, interacciones en redes sociales, etc.

 

Aspiria

Please follow and like us:
5