El mejor momento para invertir en tu negocio es cuando éste va bien

Ser un emprendedor es una carrera multidisciplinaria para la que te tienes que preparar; es como ser doctor o arquitecto. La gran diferencia es que tienes que desarrollar una gran variedad de habilidades, en vez de enfocarte en una especialidad. Y, uno de los aspectos más importantes de la profesión es saber cuándo invertir en tu negocio.

Una vez que tu empresa arrancó y está generando sus primeros dividendos, la manera en la que uses ese dinero va a determinar si tu empresa supera o no la “barrera de los dos años.” Sin embargo, este tipo de situaciones debería estar contemplada en tu estrategia de negocios.

El verdadero reto es determinar cuándo debes inyectar capital adicional a tu emprendimiento. Ya sea a través de un crédito o recaudación de fondos, entre otros, este tipo de inversión es necesaria para llevar a cabo algo que no estaba contemplado en tu plan inicial.

Afortunadamente, hay un principio básico que puedes aplicar para decidir si de hecho debes pedir ese préstamo o no.

 

El mejor momento para invertir en un negocio es cuando está creciendo

 

A la hora de pensar en un financiamiento adicional para cualquier empresa, sin importar el tamaño, es considerar el riesgo. Y, el momento más seguro para tomar esa decisión es cuando las cosas están saliendo bien. Pero, ¿qué significa eso?

Simple, si la demanda de tu producto o servicio supera tu capacidad operativa. Como resultado, las ganancias deberían ser más de lo proyectado. Cuando esto sucede, el reloj empieza a correr para el emprendedor.

Verás, si tus usuarios quieren tus productos y servicios, pero tú no estás en la capacidad de dárselos. No va a pasar mucho tiempo antes de que opten por satisfacer sus necesidades con la competencia.

En este tipo de situaciones, un préstamo empresarial no solo es necesario sino también fácil de conseguir porque es una “apuesta segura.” Y, en México hay varios proveedores de servicios financieros a los que les encanta este tipo de oportunidades.

Ahora, quizás estés pensando, entendiblemente, que este es el escenario más obvio para invertir en tu negocio, no hay nada nuevo acá.

Sin embargo, es necesario mencionarlo porque este principio debería determinar si pides el crédito o no, sin importar en qué etapa se encuentre tu empresa.

 

 

Pregúntate, ¿este dinero va a aumentar el valor de mi negocio?

 

Cualquier financiamiento adicional que estés considerando debe tener como objetivo aumentar tu flujo de caja a mediano y largo plazo. Recuerda, una empresa valiosa no es la que tiene capacidad para atender a muchos clientes, sino la que mes a mes atiende cada vez más clientes.

Lo ideal a la hora de pedir un préstamo es que ese dinero vaya a traer negocios nuevos, una mayor utilidad de la cartera existente de clientes, o una reducción de costos.

La idea de este tipo de préstamos es que “se pague solo”. Es decir, que el aumento de flujo de caja resultante cubra o exceda las cuotas mensuales provenientes del crédito. Lo difícil es identificar las oportunidades que llevarán a este resultado.

Por eso, vamos a nombrar algunas de las situaciones en las que especialistas de finanzas recomendarían invertir en el negocio.

Mejoras del negocio

Mejoras de negocio

 

Esta categoría es amplia y varía dependiendo del tipo de empresa que tengas y la industria en la que te desenvuelvas. Entre las mejoras más comunes que le puedes hacer a tu negocio están:

  • Expansión de infraestructura: Nuevas sucursales, más líneas de producción, la adquisición de más y mejores equipos, entre otros, incrementan el valor de tu empresa y garantizan un aumento de ganancias constante a largo plazo.
  • Tecnología: Hoy en día, avances tecnológicos les permiten a los dueños de negocio optimizar sus procesos, reducir costos y tener un mayor control sobre su operación. Unos ejemplos de esto son los softwares de gestión empresarial como SAP, Oracle y Microsoft Dynamics.
  • Servicio al cliente: Mejorar la experiencia que tienen tus usuarios con tus productos y servicios los transforma en clientes habituales que además promocionan tus servicios cada vez que tienen la oportunidad.
  • Tercerizar actividades: La mayoría de las veces tu empresa es solo una pequeña parte de una cadena de una amplia cadena de distribución. En vez de intentar hacerlo todo solo, lo mejor es subcontratar a un tercero que se especialice en el área.

 

Invertir en estas áreas no solo es recomendable sino necesario porque son las bases sobre las cuáles puedes construir un imperio.

A corto plazo, aumentan el valor neto capital total de la empresa y a largo plazo incrementan la rentabilidad de la operación. Sólo necesitas calcular los riesgos bien una vez para ver los beneficios por años.

 

Digital Marketing y Creación de Contenido Web

 

Muchas empresas empiezan a invertir en marketing digital meses después de haber iniciado operaciones, lo cual es un grave error.

A diferencia de la publicidad tradicional, es fácil calcular el retorno de inversión de las estrategias en línea y la inversión suele ser mínima en comparación con los beneficios.

De acuerdo al reporte “Digital in Mexico 2018” de Hootsuite, hay 85 millones de mexicanos conectados a internet y el 78% de ellos lo usa a diario. Las tres páginas que más reciben visitas son google.com.mx, youtube.com y facebook.com.

Esto quiere decir que tu audiencia objetivo pasa una cantidad considerable de tiempo en el mundo virtual, lo que lo hace el mejor lugar para conectar con ellos.

De hecho, en un estudio publicado por LinkedIn los marketers B2B indicaron que el 80% de sus leads fueron el resultado campañas de publicidad hechas dentro de esta plataforma social/profesional.

Además, una buena estrategia de marketing digital te ayudará a conocer a tu audiencia objetivo a fondo; qué les gusta, por qué les gusta y cuando les gusta comprar, por ejemplo. Esa información te permite adaptarte y generar más oportunidades de venta constantemente.

Digital Marketing

Invertir en talento humano

 

Los negocios están hechos de personas, y cada miembro de tu organización contribuye de alguna manera a la rentabilidad de tu negocio. Invertir en capacitaciones periódicas y entrenamientos continuos aumentará la productividad de tu personal.

Hacer mejoras al negocio, como nuevas tecnologías, no tendrán el impacto deseado si tu personal no puede implementar las mejores prácticas tu industria. Además, ofrecer un sueldo emocional adicional al paquete salarial es una de las tendencias que proyectan mejores resultados en el 2018.

Empresas como Google, Apple y Facebook atribuyen su espectacular éxito financiero a su capacidad para contratar y mantener el mejor personal posible.

Estas organizaciones son globalmente famosas por ofrecer excelentes paquetes salariales en combinación con atractivos beneficios. Como resultado, las mejores mentes del mundo compiten por trabajar allí.

Así mismo, es importante que tú como empresario te mantengas en un estado de constante aprendizaje.

De acuerdo a un estudio realizado por el INEGI, la mayoría de los emprendedores fracasan por falta de preparación y conocimientos. Entonces, invertir en cursos hechos para empresarios puede determinar el éxito de tu emprendimiento.

Estas son las tres áreas de inversión que garantizaran un aumento de flujo de caja a mediano-largo plazo, y que además incrementan el valor de tu negocio de inmediato.

Si eres uno de los miles de emprendedores mexicanos que está buscando un préstamo empresarial, visita nuestra calculadora de créditos. Nuestro sencillo sistema de solicitud y cortos plazos de resolución pueden ser lo que necesitas para llevar a tu empresa rápidamente al siguiente nivel.

Aspiria

 

Please follow and like us:
5