Fintech vs Banco

La adopción y uso de tecnología es un factor claves al elegir entre Fintech vs Bancos Tradicionales

 

Si ronda por tu cabeza la idea de elegir entre Fintech vs Bancos Tradicionales, te vamos a ayudar. Lo primero es tener claras las características que ofrece cada fuente de capital.

 

Obtener un capital empresarial no tiene por qué ser una pesadilla. Tus operaciones pueden beneficiarse de otra alternativa a la banca tradicional y para maximizar sus ventajas, te recomendamos decidir de manera oportuna. Puede ser que de momento no lo necesites, pero empezar hoy por investigar tus opciones, te va ahorrar mañana tiempo valioso al momento de querer acceder a capital a través de estas instancias financieras.

 

Las condiciones para obtener este tipo de préstamos en México son, sin duda, muy variadas; pueden depender del tamaño del negocio que lo solicita o del historial en buró de crédito que le respalda.

 

Sin embargo, identificar una solución para tu negocio hecha a la medida de tus necesidades, es más sencillo de lo que crees si te apegas a 3 criterios básicos:

 

  1. Procedimiento fácil.
  2. Tiempo de respuesta rápido.
  3. Acceso seguro.

 

Hasta hace menos de una década, las instituciones bancarias eran los únicos proveedores para tener acceso a capital de negocio. Hoy, con la entrada de las Fintech al mercado financiero, la gama de soluciones capaces de alinearse a lo que requiere tu compañía es muy amplia.

Ten a la mano una lista de pros y contras, como el siguiente ejemplo:

 

Fintech

Banco

  • Al ser el trámite en línea, evita que pierdas tiempo en traslados para tramitarlo.
  • El trámite es presencial pero puede tomar semanas y varias visitas al banco.
  • Puedes clasificar de acuerdo con características como: qué tan puntual eres para pagar servicios (agua y luz).
  • Un banco debe conocerte para poderte prestar dinero, pero es difícil si no tienes acceso a sus servicios.
  • Los pagos son domiciliados, no tienes que hacer filas ni pagar moratorios por olvidos frecuentes. Si lo prefieres, puedes hacer transferencias o pagar tu banco.
  • Se puede retirar de tu cuenta en la misma institución bancaria, programar tus pagos desde el portal de bancos terceros, o bien pagar en sucursal.
  • Tu línea revolvente se “rellena”, pudiendo obtener un nuevo crédito sin tener que terminar de pagar el primero.
  • En la mayoría de los casos hay que cumplir los plazos acordados o renegociar tu adeudo.

 

Recuerda: el objetivo primordial de cualquier empresa financiera o institución de créditos empresariales, debe centrarse en garantizar el capital oportuno de manera justa y transparente, sin comisiones o plazos desorbitados. Si tu negocio crece, ¡todos ganamos!

Please follow and like us:
5