El crédito empresarial que la banca comercial ofrece a las empresas en México ha perdido celeridad. Dos razones principales son las tasas altas y el desequilibrio en la banca de desarrollo.

Los financiamientos están costando demasiado caro a los pequeños y medianos negocios. En el primer semestre del 2019, el otorgamiento de préstamos a este sector cayó 2 % frente a las cifras del año pasado. Aunado a esto, la actual política monetaria de Banxico obliga 8.25 % de tasa de referencia.

En 2020, el capital que necesitan los negocios podría continuar su descenso porque la banca no logra encontrar solución.

Datos duros

La Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (ENAFIN 2018) que realizó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indica que el 27.8 % de los empresarios encuestados aseguró que el motivo principal por el que se les rechazó el acceso a un préstamo es el no contar con un historial crediticio; el segundo motivo (20.9 %) es porque no pudo comprobar ingresos o no contaba con garantía o aval.

 

Acceso al Crédito Empresarial en México

Imagen de México, ¿cómo vamos? Con datos de Banxico

 

Los mecanismos con los que se otorga actualmente acceso a capital aún no se adaptan a la actualidad. No es que los empresarios no quieran ser transparentes, sino que a muchos les resulta mejor realizar sus operaciones en efectivo.

La inaccesibilidad al crédito empresarial es el mayor freno al crecimiento de la producción en las industrias mexicanas. Ante esto, las instituciones bancarias permanecen inamovibles. Las Fintech tomamos otro camino y estamos evolucionando porque sabemos que, sin capital, difícilmente pueden crecer los negocios.

Fintech: acelerador para el crédito empresarial

Las Tecnologías Financieras (Fintech) como Aspiria, somos la fuerza capaz de ofrecer la solución ágil e inmediata que los negocios necesitan. Los principales rezagados por el financiamiento empresarial escaso en el país, podrían obtendrán el ‘Sí’ que detonará su crecimiento.

Nuestra capacidad implica el desarrollo de algoritmos para reducir costos operativos al otorgar un capital y hasta comisiones. Esto dista mucho de las formas tradicionales que en plena era digital conserva la banca. Esta brecha, con el paso de los años, crecerá aún más.

Desde 2015, el valor de las inversiones globales en Fintech alcanzó los 22 265 millones de dólares. Dos años más tarde, México ya se había convertido en el segundo país de América Latina en concentrar más de la mitad de éstas tecnologías. Hoy somos orgullosamente el país líder de la región.

El crédito en línea puede ser más rápido, fácil y seguro. No te desgastes más con quienes se niegan a dar impulso al talento mexicano, ¡atrévete a crecer!

Please follow and like us:
5